Cargando Eventos

« Todos los Eventos

PAMPLONA: Encuentros quincenales y presenciales de meditación – 5 de octubre, 19:00 hs.

19 octubre @ 19:00 - 21:00

«ESPIRITUALIDAD: VIVIR EN LA LUZ DE LA COMPRENSIÓN»

Inicio: miércoles, 5 de octubre, 19:00 hs..

Desarrollo de cada encuentro:

  • Práctica psico-afectiva, atencional o meditativa.
  • Charla-coloquio, sobre los temas especificados en este esquema.

Fechas:

Periodicidad quincenal (miércoles).
En principio, el primer y tercer miércoles de cada mes, salvo en periodos de vacaciones en que el colegio está cerrado. En estos casos, se cambia a otro miércoles.
En concreto, las fechas serán las siguientes:

  • Octubre: 5 y 19.
  • Noviembre: 2, 16 y 30.
  • Diciembre: 14.
  • Enero: 11 y 18.
  • Febrero: 1 y 15.
  • Marzo: 1 y 15.
  • Abril: 5 y 19.
  • Mayo: 3 y 17.
  • Junio: 7 y 21.

Horario: de 19:00 a 21:00 hs. (Se ruega puntualidad).

Lugar: Salón de actos, Colegio Mayor Larraona. C/ Pío XII, 45.

Aportación económica única: 20 €, todo el curso (alquiler del local).

Información: Charo Escudero
                         Correo electrónico: rosarioescudero@gmail.com
                         Móvil: 616845355 

 ****************************************

Prácticas: psico-afectivas, atencionales y meditativas.

Nos entrenaremos en prácticas que constituyen claves para vivir con sabiduría, para hacernos diestros en el arte de vivir:

  • Cuidado de la acogida y el amor a sí mismo/a.
  • Deseo de bien para todos los seres y compasión.
  • Aceptación: vivir diciendo sí a la vida.
  • Vivir en el Testigo.
  • Experimentar el Silencio que somos.

****************************************

El objetivo, tanto de las prácticas como de las charlas, es ayudar a vivir cada vez con mayor plenitud. Ello requiere crecer en comprensión experiencial y práctica de lo que somos. Solo la comprensión nos permite salir de la ignorancia, de la confusión y del sufrimiento creado por la propia mente.

Todo ello hace que el cuidado de la espiritualidad sea condición indispensable para vivir en plenitud, anclarnos en la consciencia de unidad con todos los seres y sentirnos siempre en “casa”, pase lo que pase.

****************************************

Contenido de las charlas:
“Espiritualidad: vivir en la luz de la comprensión”

Comentario del libro “Profundidad humana, fraternidad universal. La espiritualidad no-dual”, Desclée De Brouwer, Bilbao 2022.

Todo ser humano hace en todo momento lo mejor que sabe y puede, de acuerdo a su propia representación mental. Lo que sucede es que, con frecuencia, tales “representaciones” resultan radicalmente erradas, es decir, se hallan viciadas por la ignorancia.

Así como la ignorancia es la causa del mal que hacemos y del sufrimiento que padecemos, la comprensión o sabiduría -a no confundir con el saber conceptual ni con la erudición- nos libera tanto de la ignorancia como del sufrimiento. Es ajustado afirmar que en la comprensión, así entendida, se ventila todo: comprensión es plenitud de vida.

La comprensión, por otra parte, constituye uno de los anhelos más profundos del ser humano que se descubre a sí mismo como buscador de la verdad. Comprender equivale a ver la verdad, vivir en la luz, experimentar la plenitud.

La espiritualidad es un camino de comprensión. Más allá de creencias, de religiones y de dioses, ofrece claves y herramientas que permiten acceder a la misma. Y es un camino de comprensión porque no es algo “añadido” a lo que somos -como pudiera ser una creencia-, sino que constituye nuestra dimensión más profunda, nuestra verdadera identidad. De ahí que pueda nombrarse como “profundidad humana”.

Así entendida, la espiritualidad trasciende la religión. De hecho, en nuestro momento y “espacio” cultural, no son pocas las personas que se ven recorriendo un itinerario desde la religión que practicaban hacia una espiritualidad no-religiosa. Y ello no por un afán esnobista, sino por fidelidad al anhelo de verdad.

Cada religión ha nacido con la pretensión de ser la revelación “definitiva” de la verdad, hasta el punto de considerarse como “la única religión verdadera”. Pretensión que, ya de entrada, alimentaba la sospecha de que no podía ser así: no todas podían ser “la verdadera”.

Hoy vemos con más claridad que una religión es solo un “mapa” que apunta hacia el “territorio”. Un mapa puede ser más o menos ajustado. Resulta legítimo recurrir a él, pero confunde y hace daño en el momento mismo en que se absolutiza, erigiéndose en portador de la verdad, con la que identifica su propia creencia.

Más allá de las creencias -respetándolas, pero relativizándolas-, la espiritualidad apunta, no a algo que pudiéramos o no creer, sino a aquello que somos en nuestra dimensión profunda. Espiritualidad, por tanto, equivale a profundidad humana o, si se entiende bien, a humanidad plena. Aquí nos encontramos todos, porque ese es el “territorio compartido”, más allá de todas las diferencias.

La cuestión de la “espiritualidad” -así entendida- nos afecta de modo directo, en cuanto nos abre el camino a la comprensión de lo que realmente somos, más allá del yo en el que cada cual se está experimentando. Sin ella, naufragamos en la ignorancia, nos perdemos en la confusión y nos hundimos en el sufrimiento. Solo la comprensión nos permite salir de la confusión y nos libera del sufrimiento. Solo la comprensión es el camino de la paz.

Las religiones apuntan hacia ello, también el cristianismo. En su origen, supuso un paso significativo: la divinidad se hacía humana en la persona de Jesús de Nazaret, afirmación que constituía la mayor herejía para el judaísmo, defensor de la absoluta trascendencia de Dios. En la actualidad, se hace cada vez más común la comprensión de que lo afirmado sobre Jesús puede decirse de cualquier ser humano: más allá de las diferencias, por notables que sean, en nuestra dimensión profunda, todos los humanos compartimos la misma identidad. De entrada, para el cristianismo “ortodoxo” se trata de la mayor herejía. Sin embargo, desde la comprensión, todo se ilumina y, en cierto modo, se avanza en la intuición original del propio cristianismo.

La espiritualidad no propone nuevas creencias; sencillamente ofrece instrumentos para indagar en la comprensión de lo que somos y vivir en conexión con nuestra verdad profunda. ¿A quién no le interesa comprender lo que somos y vivir en plenitud?

****************************************

 TEMAS DE LOS ENCUENTROS:

  1. Nuestro primer anhelo: comprender lo que somos. Pero entender no es comprender.
  2. Espiritualidad: el camino de la comprensión
  3. La “nueva” espiritualidad, la paradoja y el yo.
  4. No-dualidad y teoría transpersonal.
  5. “Dios” y Jesús más allá del mito.
  6. La salvación, la fraternidad y el compromiso.
  7. Pseudo-espiritualidad y “sociedad líquida”.
  8. Profundidad: más allá de la materia, más allá de la religión.
  9. El regreso a casa: un camino de integración y autotrascendencia.
  10. Profundidad: amor, gozo, confianza, entrega. Vivir diciendo sí.
  11. Silencio del yo, vivir en el Testigo.
  12. La trampa del narcisismo y la dimensión relacional.
  13. Profundidad: amor y compasión.
  14. Compromiso: el amor hecho acción.
  15. Política y cuidado de las víctimas.
  16. Alienación y negocio: las trampas de la espiritualidad.
  17. Ciencia y espiritualidad por un conocimiento integral (I).
  18. Ciencia y espiritualidad por un conocimiento integral (II).

Detalles

Fecha:
19 octubre
Hora:
19:00 - 21:00

Vivir lo que somos. Psicología y espiritualidad