Semana 25 de diciembre: CUANDO LA OLA SABE…

Cuando la ola sabe que es mar
no necesita crecerse por encima de él,
ni necesita mover toda la arena de la playa,
le basta con batir en el instante
y retirarse después a formar parte
del todo al que pertenece.

Cuando la luciérnaga sabe que es luz
no necesita crecer por encima del sol,
ni necesita alumbrar toda la oscuridad,
se instala en mitad de un todo
que no alcanza a ver y alumbra
mientras dura la noche.

Ambas, la ola y la luciérnaga,
viven el gozo y la plenitud
como si fueran eternas.

Porque lo son.

Begoña Abad.

*****************************************************

En la consciencia de lo que somos…,

¡MUY FELIZ NAVIDAD!

Seguimos “naciendo” a lo que, paradójicamente, ya somos.

 (Fidel Delgado).